viernes, noviembre 17, 2006

Los Moches y La Huaca del Sol y La Luna

En tiempos memoriales y previo al establecimiento del Imperio Inca, los fértiles valles de Chiclayo y Trujillo fue escenario donde se desarrollaron diferentes culturas precolombinas. Una de las más fascinantes e interesantes es sin duda la cultura Moche (100 - 800 DC).Los Moche o los Mochicas, como también se les llama, se caracterizaron por ser una sociedad altamente desarrollada y que mostraron avances significativos en:
  • Arquitectura, causan admiración sus edificios de adobe siendo los mas vistosos aquellos que tienen carácter ceremonial.
  • Agricultura, construyeron y administraron diferentes canales de regadío a fin de obtener máximo provecho de las aguas en pro de una mayor producción agrícola.
  • Orfebrería, trabajaban con singular maestría en la elaboración de tocados, brazaletes, vasijas, sonajeras, etc.
  • Cerámica, son ampliamente conocidos los famosos “huacos retratos” y otras vasijas que representan diferentes pasajes de su vida cotidiana de los moches y que ahora son de gran ayuda para arqueólogos que se dedican al estudio a esta cultura.

También vale la pena desatacar los diferentes mausoleos donde enterraron a personajes de alta jerarquía, como el del Señor de Sipán descubierto por el Dr Walter Alva en 1998 cerca a Chiclayo.

En esta oportunidad dedicaremos unas líneas a la denominadas Huacas del Sol y la Luna que se encuentran ubicadas una frente a la otra y apenas a 5 kilómetros al sur de Trujillo, la ciudad de la eterna primavera.

La Huaca del Sol es considerada la pirámide mas larga del Peru. Tiene diferentes niveles y actualmente se encuentra algo deteriorada debido a la acción del hombre y el paso de los años. Los estudiosos estiman que los Moches "emplearon unos 140 millones de adobes para construirla".

Por otro lado la Huaca de la Luna tiene diferentes plataformas y plazas donde es posible admirar paredes con alto relieves policromos y la figura del dios Moche “Aipaec” conocido también como “El Degollador”. Aquí se llevaban acabo una serie de ceremonias y otras actividades de tipo ritual con el fin de renovar los poderes de sus deidades y así como garantizar un buen año agrícola, un adecuado nivel del agua de los ríos y el constante desarrollo de la sociedad moche.

Gracias al valioso trabajo de un grupo de arqueólogos liderados por el peruano Santiago Uceda se encontraron interesantes figuras de arañas en el frontis de la Huaca de la Luna, esta simbología permitirá a los estudiosos conocer aun más sobre los Moches.

Una excursión a las pirámides del Sol y la Luna no debe faltar en ningún itinerario de viaje al Norte del Peru, ademas en su viaje al Norte, le recomendamos una visita al Museo Larco Herrera en Lima.

1 comentario:

maritza dijo...

me parece muy interesante ... =)